Interpretación de la responsabilidad penal y los modelos de prevención

El texto de la Reforma del Código Penal aprobada el año pasado, en el que se incluyeron nuevos supuestos de responsabilidad penal de las personas jurídicas, definía por primera vez como única condición eximente la aplicación efectiva de un modelo de gestión preventivo, que toda empresa debería tener implantado desde el 2015. La Fiscalía General del Estado ha pretendido con la Circular 1/2016 sobre la responsabilidad penal de las personas jurídicas tras la reforma del Código Penal establecer pautas estandarizadas de interpretación a determinados factores de imputación, agravantes y atenuantes, entre otros.

Dicho documento establece numerosas normas de aplicación entre las cuales destacamos las siguientes:

  • Además de los Administradores, estarán sujetos a imputación quienes forman parte de órganos decisivos, así como mandos intermedios, apoderados y análogos.
  • Los informes de verificación externos sobre la idoneidad del modelo de supervisión y control podrán apreciarse como un elemento adicional de su adecuación y eficacia.
  • Los sistemas de control deberán contemplar a todas las personas físicas colaboradoras de la empresa, incluyendo autónomos, subcontratados y empleados de empresas filiales.
  • Se considerará que se ha actuado en beneficio de la empresa, cuando se hayan perseguido beneficios estratégicos, intangibles, reputacionales, incluso los conseguidos através de terceros interpuestos.

Además de los anteriores puntos, la Fiscalía realiza una revisión de los requisitos de los modelos de prevención penal y cómo deberán los fiscales evaluar su verdadera eficacia, de cara a conceder una potencial exención de responsabilidad penal de empresa y administradores.

Pueden encontrar un resumen más amplio de la Circular elaborado por nuestros profesionales del área de Riesgo y Cumplimiento a continuación Boletin CP-Circular FGE

Andrea Duque Pérez
Responsable RSE