Se introduce en España la figura del fichero centralizado de titularidades reales, instrumento para la prevención del blanqueo de capitales aplicable a figuras jurídicas

A raíz de la modificación de la Ley 10/2010, de 28 de abril, de prevención del blanqueo de capitales y de la financiación del terrorismo por transposición de la V Directiva, se introducirá en España, la figura del fichero centralizado de titularidades reales, instrumento para la prevención del blanqueo y la financiación del terrorismo aplicable a trust o figuras jurídicas análogas en España, así como a las personas jurídicas.

La Directiva obliga a todos los Estados miembros de la UE a crear, gestionar y desarrollar a nivel nacional un fichero o base de datos de identificación de titulares reales. Debe garantizar la cooperación internacional y su gestión se confiere a las autoridades que en los distintos países tienen encomendada la función del Registro Mercantil.

En España, el Colegio de Registradores ha creado el Registro de Titularidades Reales, herramienta que se adecúa a las necesidades existentes en la lucha contra el blanqueo de capitales. Es un registro público, se encuentra reglado, con total respeto a la normativa de protección de datos, actualizado y sin costes adicionales. Además, está interconectado con los Estados Miembros de la Unión Europea a través del proyecto BRIS, proyecto de la Comisión de la UE sobre interconexión de Registros Mercantiles, en el que se integra el Registro Mercantil español.

Se ha realizado un trámite de consultas al legislador acerca de esta modificación normativa en materia de prevención del blanqueo de capitales. Con respecto al establecimiento del sistema y características de la nueva base de datos de titulares reales, se plantea la determinación de la estructura y funcionamiento de la misma en lo relativo a trust o figuras análogas administradas en España y personas jurídicas.

Concretamente, el legislador busca una fórmula adecuada para crear el fichero centralizado de titularidades reales. Se ha de asegurar que esta cuenta con todas las características previstas en la V Directiva: mecanismos para garantizar que la información disponible es adecuada y veraz, sistemas y plazos de actualización de la información y las condiciones y determinación del interés legítimo para el acceso a la misma.

Esta última característica es una de las más interesantes, ya que debe asegurar igualmente los derechos del titular real. Se ha propuesto que, para equilibrar y articular ambos derechos, los de consulta y los del titular real, este último sea notificado en caso de ser consultados sus datos en el registro central de titularidades financieras. Posiblemente este punto sea uno de los puntos más sensibles del nuevo registro.

En conclusión, con este progreso en la actualización de la normativa de prevención del blanqueo de capitales se facilita la realización de las medidas de diligencia debida por parte de los sujetos obligados, otorgándoles así una mayor libertad y flexibilidad a la hora de comprobar la titularidad real de los sujetos con los que establezcan relaciones de negocio.

 

Gonzalo Avilés

Corporate & Compliance Trainee