El TS se pronuncia tras la reforma del Código Penal

El pasado 29 de febrero el Tribunal Supremo dictó en su Sentencia Nº: 154/2016, por primera vez desde la reforma penal, la condena de una persona jurídica. La importancia de esta resolución estriba no únicamente en ser la primera sino que además da las claves que a partir de ahora habrán de tomar el resto de órganos judiciales en la interpretación de la última versión del Código Penal que ahondaba en la cuestión de la responsabilidad penal de las personas jurídicas.

La sentencia refuerza en general lo ya expresado por la Fiscalía General del Estado en su Circular 1/2016, que como concepto general establece que se ha acreditar en el ámbito de la empresa una verdadera cultura de ética empresarial.

En la sentencia se recogen distintos puntos de gran interés entre las cuales destacamos las siguientes:

  • Los modelos de prevención de delitos como el núcleo de la articulación de responsabilidades penales de la persona jurídica.
  • La figura de los Administradores tanto de derecho como de hecho y especialmente la configuración de estos últimos tanto dentro de la responsabilidad penal de la persona jurídica, como responsable penal-persona física.
  • El concepto extenso del “provecho” como requisito necesario para la responsabilidad penal de la persona jurídica,   que alude a cualquier clase de ventaja o simple expectativa de la misma.

En el documento adjunto encontrará mayor detalle y explicación sobre la interpretación de la responsabilidad penal del Tribunal Supremo que ha derivado en dicha sentencia:

Adjunto: Boletin – Sentencia TS CP

Andrea Duque Pérez, Responsable RSE

Manuel de Azpeitia
Consultor de Riesgo y Cumplimiento