El Impuesto sobre Actividades Económicas es un tributo de carácter general dirigido a cualquier actividad empresarial, profesional o artística. Aún siendo obligatorio el alta en el mismo para cualquier entidad hay que tener en cuenta las siguientes exenciones:

  • Entidades públicas
  • Sujetos pasivos que inicien la actividad, durante los dos primeros períodos
  • Las personas físicas
  • Los sujetos pasivos del Impuesto sobre Sociedades, las sociedades civiles y demás entidades determinadas por el artículo 35 de la Ley General Tributaria con un importe neto de la cifra de negocios inferior a 1.000.000 euros
  • Entidades gestoras de la Seguridad Social y mutualidades de previsión social
  • Organismos públicos de investigación o enseñanza pública o concertada
  • Asociaciones y fundaciones de disminuidos físicos, psíquicos y sensoriales sin ánimo de lucro
  • La Cruz Roja Española
  • Sujetos pasivos a los que les sea de aplicación la exención en virtud de tratados o convenios internacionales

La modificación, alta o baja se comunicará a través del modelo 840, no obstante, cuando la gestión del impuesto se delegue a alguna entidad local se utilizará el modelo que estas tengan aprobados, teniendo en cuenta los siguientes plazos:

  • Declaración de alta:
    • Por iniciar una actividad, en el transcurso de un mes desde el inicio de la misma
    • Por dejar de disfrutar de exención, durante el mes de diciembre inmediato anterior al año en que estén obligados a tributar
  • Declaración de variación: en el plazo de un mes a contar desde la fecha en que se produjo la circunstancia que motivó la variación
  • Declaración de baja:
    • Por cesar en el ejercicio de la actividad, en el plazo de un mes desde el cese
    • Por pasar a disfrutar de exención por el impuesto por el conjunto de actividades, en el mes de diciembre anterior al año en que dejen de estar obligados a tributar por haber accedido a una exención

A la hora de comunicar la cifra de negocios nos referiremos a la del último ejercicio cerrado, por ejemplo, en diciembre de 2019 comunicaremos la cifra de negocios de 2018 (la cual figura en el modelo 200 del Impuesto sobre Sociedades)

La cuota tributaria va a depender de distintas variables tales como: localización, m2 de los establecimientos, tipo de actividad, nº de epígrafes (cuantos más epígrafes tengamos de alta más IAE se pagará), la potencia de KW contratada, el número de trabajadores, etc.

El pago del tributo se efectúa desde septiembre a noviembre del siguiente ejercicio a la fecha de comunicación, teniendo en cuenta que las administraciones tributarias competentes pueden fijar sus propios plazos. Así pues, las comunicaciones de diciembre serán recaudadas a finales de 2020.

 

Jessica Ushca

Asesora contable