Se introduce la obligación de elaborar y aplicar un Plan de Igualdad en empresas de más de 50 trabajadores

El Real Decreto-ley 6/2019, en vigor desde el día 8 de marzo, finalmente convalidado el 3 de abril, modifica la Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, de igualdad, incluyendo a las empresas con más de 50 trabajadores en la obligación de implantar un Plan de Igualdad. La norma establece distintos plazos para aprobar dicho plan:

Adicionalmente, el real decreto mantiene la obligación para entidades que estén en sectores donde los Convenios Colectivos ya contemplaban la obligación de realizar un plan de igualdad, y para las empresas que se han visto obligadas por un procedimiento sancionador a su elaboración.

Otra novedad son las nuevas materias a evaluar en el diagnóstico previo y, consecuentemente a considerar en el Plan de Igualdad: la auditoría salarial entre mujeres y hombres, el ejercicio corresponsable de los derechos de la vida personal, familiar y laboral, y la infrarrepresentación femenina. La elaboración del diagnóstico se especifica que se realizará en el seno de la Comisión Negociadora del Plan de Igualdad, utilizando para ello los datos necesarios proporcionados por la Dirección de la empresa.

La Administración Pública, por su parte, creará un Registro de Planes de Igualdad de las Empresas, dónde las empresas estarán obligadas a inscribir su plan de igualdad, y desarrollará, en un reglamento, diversos apartados del nuevo texto legal.

Se tipifica en el Real Decreto Legislativo 5/2000, de 4 de agosto, sobre Infracciones y Sanciones del Orden Social como infracción grave el no cumplimiento de las obligaciones de igualdad y planes recogidos en la Ley Orgánica de Igualdad, Estatuto de los Trabajadores y Convenio Colectivo de aplicación.

El Estatuto de los Trabajadores es también modificado, incorporándose  la obligación para todas las empresas de llevar un registro de salarios de plantilla. Dicho registro estar disponible para los trabajadores mediante la representación legal de los trabajadores. Las empresas de más de 50 trabajadores deberán justificar en el registro los motivos no relacionados con el sexo que generan la diferencia salarial.

Se añade la prestación del trabajo a distancia, entre las alternativas para adaptar la duración y la distribución de la jornada de trabajo para hacer efectivo el derecho de conciliación de la vida familiar y laboral. Asimismo, se equipará la duración de 16 semanas del permiso de la madre biológica y del otro progenitor, obligando a disfrutar, ininterrumpidamente y a jornada completa, las primeras 6 semanas, entre otras muchas modificaciones en el ámbito de la conciliación y los permisos para la atención a familiares.

También con fecha 8 de marzo se volvió a instaurar la obligación de llevar un registro de jornada de los trabajadores, mediante la aprobación del Real Decreto-Ley 8/2019 de medidas urgentes de protección social y lucha contra la precariedad laboral.

Para más información sobre las recientes novedades en el ámbito de igualdad y laboral puede consultar nuestro Boletín Informativo.

Alba Fuentes

Consultora RSC