La ley 11/2018 de Información no Financiera y Diversidad establece la obligación para las sociedades de capital definidas como grandes empresas y los grupos que formulen cuentas consolidadas con más 500 trabajadores, de hacer públicos sus impactos y compromisos con sus grupos de interés.

Cada vez son más las empresas que deben publicar su desempeño social, medioambiental y de gobierno corporativo.

La Ley 11/2018 de Información no Financiera y Diversidad establece que las sociedades de capital definidas como grandes empresas y los grupos que formulen cuentas consolidadas con más 500 trabajadores deben hacer públicos sus impactos y compromisos con sus grupos de interés.

A tal efecto, las empresas obligadas deberán elaborar y publicar sus Estados de Información No Financiera (EINF), cuyo contenido debe contemplar como mínimo los aspectos requeridos por la ley.

¿Qué empresas deben presentar EINF y qué debe incluirse?

En nuestro artículo Damos la bienvenida al 2019 con nueva ley de información no financiera y diversidad  describimos las características de la empresas que la ley describe como obligadas. También repasamos  los requerimientos de información que deberá incluir dicho informe. Será, como mínimo, la información necesaria para comprender la evolución, los resultados y situación de la entidad, y   la información más relevante respecto a su actuación en relación a cuestiones como:

  • Medio Ambiente
  • Sociales y relativas al personal
  • Respeto a los Derechos Humanos
  • Lucha contra la corrupción y el soborno
  • Información sobre la sociedad

¿Cómo preparo a mi empresa para cumplir con la ley?

Para cumplir con estas exigencias en materia de transparencia, las empresas obligadas deberán realizar un proceso de recopilación y redacción de esta información. Es aconsejable que se realice un planteamiento práctico que les permita maximizar los recursos y optimizar la eficiencia. La planificación y la buena comunicación interna serán la clave del éxito.

En este artículo se recogen algunas cuestiones básicas que podrían facilitar el proceso de elaboración del EINF.

Recomendaciones para  la elaboración de informes

Nuestra experiencia asesorando y acompañando a empresas de diverso tamaño nos ha permitido constatar que un aspecto fundamental para facilitar el proceso es la concienciación a todos los niveles tanto de la elaboración del informe, como de la información que será requerida por cada uno de los distintos departamentos implicados de la estructura organizativa. Asimismo, será necesario contar con un responsable del proceso que actúe como interlocutor con las partes implicadas.

En esta línea, destaca el papel decisivo de los directivos de la entidad, quienes, en definitiva, serán los máximos responsables por la información emitida, y quienes deberán aprobar su contenido para proceder a su publicación.

Para aquellas empresas que se enfrenten a la elaboración del EINF por primera vez, será fundamental realizar un diagnóstico de situación inicial, analizando el contexto de la organización en relación a aquellos temas que deberán ser contemplados en estos informes. Este diagnóstico será el punto de partida desde donde deben plantearse los objetivos, desarrollar normativa interna, procedimientos y mejora de los sistemas de recopilación de información que serán críticos para elaborar un informe completo y ajustado a los requerimientos de la ley.

Así se da lugar al planteamiento de indicadores de desempeño y su posterior medición. En este sentido, cabe destacar que la mayoría de empresas ya cuentan con sistemas de información que podrían ser aprovechados, realizando sencillos ajustes o mejoras adecuadas a estos requerimientos.

El proceso de elaboración puede servir a las entidades para sacar mayor provecho de aquellas buenas prácticas voluntarias o de cumplimiento obligado que se enmarcan dentro de los compromisos que como empresas tienen con sus distintos públicos de interés. Cabe destacar también que aquellas empresas que, de manera voluntaria, venían realizando Informes o Memorias de Sostenibilidad, podrán aprovechar sus contenidos siempre que así lo refieran en el documento oficial del EINF.

Por otra parte, existen diferentes marcos que pueden ser orientativos para las organizaciones en cuanto a la identificación y mitigación de riesgos, así como a cuestiones de interés público que pueden utilizarse para enmarcar los esfuerzos de sostenibilidad y responsabilidad social de las empresas y posteriormente para su comunicación en los informes. Para esto pueden tener en cuenta, por ejemplo, el marco ofrecido por los Principios Rectores sobre las empresas y los derechos humanos de Naciones Unidas, los Objetivos de Desarrollo Sostenible, o la Norma ISO 26000, entre otros.

En cuanto a la presentación de esta información, la ley establece que deberá ser presentada de acuerdo a algún marco internacionalmente aceptado de revelación de información no financiera, como lo son el GRI (Sustainability Reporting Standards) o Integrated Reporting.

Una vez elaborado el EINF, la Ley 11/2018 exige que la revisión por un prestador independiente de servicios de verificación, que deberá buscar evidencias de que la información ofrecida por la entidad está libre de errores significativos.

La especialización en Responsabilidad Social Corporativa y Cumplimiento Normativo avala a UHY Fay & Co Madrid  en la prestación de servicios como la Elaboración y Verificación de Estados de Información No Financiera. No dude en contactarnos para que podamos asesorarle.

Joyce Bruce

Responsable de Consultoría RSC