El reconocimiento de las Fundaciones y Asociaciones como Sujetos obligados se contempla en el artículo 39 de Ley 10/2010 de prevención de blanqueo de capitales y de la financiación del terrorismo, por lo que desde el año 2010 dichas entidades tienen la obligación de establecer medidas de control que permitan prevenir su utilización para el blanqueo de capitales o ser utilizadas como instrumento de canalización de fondos o recursos de organizaciones terroristas.

En el artículo 39 de la Ley de 10/2010 de prevención de blanqueo de capitales y de la financiación del terrorismo, además de definir las medidas de control a establecer (conservación de los documentos de identificación formal e identificación del titular real) cita explícitamente la obligación del “deber de velar” que deben desempeñar los organismos a los que les corresponde legalmente la supervisión de las fundaciones y asociaciones (Protectorados, administraciones públicas, organismos encargados de la verificación de la constitución de asociaciones, entre otros) circunstancia que sin duda, amplia las obligaciones de control. Más adelante con la aprobación del Reglamento de la Ley 10/2010 de prevención de blanqueo de capitales y de la financiación del terrorismo se amplían dichas medidas que quedan detalladas en el artículo 42 (procedimientos que aseguren la idoneidad de los miembros de los órganos de gobierno, controles sobre la eficacia de ejecución de las actividades, sobre la aplicación de los fondos, etc.).

En el alcance del término “deber de velar” se encuentra tácita la obligación de ejercer el “debido control” contemplado en el artículo 31 bis del Código Penal puesto que está estrechamente relacionado con la obligación de acreditar diligencia y control para prevenir e impedir delitos. Es por tanto de gran importancia atender al nivel de responsabilidad al que se enfrentan los organismos encargados de la supervisión de las fundaciones y asociaciones puesto que la falta de control y supervisión amplía las posibilidades responsabilidad penal.

En vistas a los altos riesgos del sector y la débil participación de las entidades en el establecimiento de las medidas de control previamente definidas, se aumentan las posibilidades de que las mismas sean utilizadas con fines indebidos puesto que, la carencia de controles  hace más vulnerables sus sistemas, y por ende, como mencionaba previamente, se incrementa la eventual incursión en riesgos de índole penal (no olvidemos que el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo son delitos tipificados en el Código Penal (Arts.301 y ss. y art.576).

En este sentido, y con el fin de mitigar los citados riesgos, pero sin entorpecer los fines legítimos de las mismas, resulta recomendable la implantación de modelos de prevención integral que protejan a este colectivo de potenciales abusos por organizaciones criminales y /o para blanquear capitales.

A modo informativo puede ser de gran utilidad el documento de Mejores Prácticas en la lucha contra el abuso de las organizaciones sin ánimo de lucro (Recomendación 8) del GAFI (Grupo de Acción Financiera Internacional), el documento emitido por el Ministerio de Economía y Competitividad “Mejores prácticas en la lucha contra el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo. Sector organizaciones sin ánimo de lucro” y la posterior Guía orientativa para los organismos que deben velar para que fundaciones y asociaciones no sean utilizadas para el blanqueo de capitales o la financiación del terrorismo elaborada por el SEPBLAC. Aunque esta última no deja de ser un resumen de las obligaciones que la Ley 10/2010 determina para fundaciones y asociaciones, resultando algo básica, no obstante, si hace un llamamiento a la manifiesta vulnerabilidad existente en el sector principalmente por la carencia de cumplimiento por parte de los responsables implicados en su control, y en mi opinión también en la falta de supervisión de las autoridades competentes.

Para más información, puede inscribirse en el siguiente desayuno informativo:

Invitación desayuno: Prevención de Blanqueo de Capitales y de riesgos Penales en Asociaciones y Fundaciones

Raquel Hernáez Ruiz
Directora