Con el objetivo de divulgar las novedades en Gobierno Corporativo en Cantabria y con motivo de la reciente publicación tanto de la Ley de Sociedades de Capital como del Proyecto de Ley del Código Penal, el pasado martes 24 de febrero, la Cámara de Comercio de Cantabria en colaboración con Tecnisa Campos Asesores AuditoresUHY Fay & Co Madrid, realizaron la Jornada Buen Gobierno y Responsabilidad Social Corporativa (RSC). A este evento acudieron un centenar de representantes de empresas y profesionales interesados en la materia.

El acto fue inaugurado por D. Antonio Mazarrasa, Secretario General de la Cámara de Comercio de Cantabria, organización que está participando activamente en la promoción de la sostenibilidad medioambiental y la responsabilidad social en la región. Dª Ana Campos, Socia – Auditora de Tecnisa Campos, dio comienzo a las ponencias haciendo alusión al desconocimiento generalizado de la RSC, que se ha entendido durante mucho tiempo exclusivamente como la inversión en acciones filantrópicas.

El nuevo marco de actuación de los Consejos de Administración y de la Junta General de Accionistas (tras la entrada en vigor de la nueva Ley de Sociedades de Capital) fueron los puntos clave de la presentación de D. Max Gosch, Socio Director de UHY Fay & Co Madrid y miembro del Grupo de Trabajo de RSC del Registro de Economistas Auditores. Desde su firma se está trabajando la responsabilidad y funciones de control y diligencia de los Consejeros con un enfoque de control interno práctico, que según palabras del Director debe recoger “la identificación de los riesgos propios de la entidad, su sector y su idiosincrasia, formando un único modelo de cumplimiento ad hoc”.

Por su parte, Dña. Andrea Duque, como responsable de RSC en UHY Fay & Co Madrid, dio su punto de vista sobre la importancia de los sistemas de información y transparencia de las organizaciones, recordando que “lo que no se cuenta, no existe” y que los consumidores actuales son más críticos y tienen mayor poder de comunicación.

Se concluyó, por último, que la Responsabilidad Social Corporativa ya no es una tendencia futura a tener en cuenta, sino una realidad tanto para entidades grandes como pequeñas, que genera un gran valor añadido y sirve como herramienta de sostenibilidad, de acceso a nuevos mercados, y de fidelización para los clientes actuales.