Iniciativas en la lucha contra el cambio climático

El pasado año 2017 ha estado marcado por varias tendencias e iniciativas en la lucha contra el cambio climático que se espera se mantengan o refuercen para este nuevo año.

Numerosas de estas iniciativas han nacido con el objetivo de mantener la esperanza por parte de los Estados, organizaciones o ciudades, de que se cumplirán los compromisos del Acuerdo de París, después del anuncio de Estados Unidos de la retirada del Tratado.

A continuación, exponemos las principales tendencias o iniciativas en la lucha contra el cambio climático que prevemos que continúen en 2018:

  1. Nuevas iniciativas de cooperación en forma de alianzas y coaliciones por parte del sector público y privado. Algunos ejemplos de las mismas las podemos encontrar en la Powering Past Coal Alliance para la eliminación progresiva del carbón a partir de la colaboración de diversos gobiernos, empresas y organizaciones o en la Alianza Solar Internacional (ISA) que se ha constituido como una organización internacional teniendo como objetivo conseguir energía renovable accesible para todos y la promoción de energía sostenible.
  2. Promoción de la publicación de riesgos climáticos. Para ello, 237 compañías con una capitalización bursátil combinada de más de 6.3 trillones de dólares han anunciado que apoyan las recomendaciones del Grupo de Trabajo sobre Divulgaciones Financieras Relacionadas con el Clima (TCFD) establecido por el Consejo de Estabilidad Financiera. Estas recomendaciones pretende ayudar a las empresas en la efectiva divulgación de los riesgos financieros relacionados con el cambio climático.
  3. Retirada paulatina de la financiación de combustibles fósiles por parte de empresas, entidades y otras organizaciones. En este sentido, el Banco Mundial se ha comprometido que a partir de 2019 no financiará proyectos upstream de petróleo y gas.
  4. Mayor crecimiento en energías renovables en comparación con los combustibles fósiles. La energía solar fotovoltaica creció en 2016 más que cualquier otro combustible fósil sobrepasando la instalación neta de carbón. Asimismo, aunque todavía no se encuentren disponibles los datos de 2017, las energías renovables representaron casi dos tercios de las nuevas adiciones netas de capacidad eléctrica en 2016.
  5. Disminución progresiva de la demanda y el consumo de carbón. La demanda de carbón se ha reducido un 4.2% desde 2014 y su consumo cayó en 2016 un 1.9%, siendo este el segundo año consecutivo de disminución.
  6. El mundo continúa generando más valor por su uso de energía debido a mejoras en eficiencia energética. Ha habido una caída en la intensidad energética global en un 1.8% en 2016.
  7. Importantes avances en China e India en la implementación de sus respectivas políticas climáticas. China se ha convertido en líder indiscutible de energía renovable, así como de eficiencia energética. India se ha posicionado en tercer lugar (detrás de China y Estados Unidos) en el crecimiento de la electricidad renovable superando a la Unión Europea (UE).
  8. Crecimiento exponencial de los bonos verdes, por otro año consecutivo. En el año 2017 se emitieron 100 mil millones de dólares en bonos verdes, en comparación con los 81.6 mil millones de dólares emitidos el año pasado.
  9. Aumento de las iniciativas de fijación de precios de carbono implementadas o programadas. En 2017 se han desarrollado hasta 47 iniciativas suponiendo casi el doble que en los últimos cinco años. Asimismo, es importante destacar que China ha anunciado que se prepara para lanzar un sistema de comercio de emisiones nacional.
  10. Disminución en un 15% del valor estimado de los subsidios para el consumo mundial de combustibles fósiles. En 2016 se alcanzó el nivel más bajo desde que la Agencia Internacional de Energía (IEA) comenzó a recopilar datos al respecto.

Además de las mencionadas iniciativas en la lucha contra el cambio climático, se prevé que en 2018 la UE apruebe medidas legislativas para cumplir con sus compromisos de 2030 y que España en el primer trimestre presente un borrador para su tramitación parlamentaria de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética.

En efecto, habrá que estar atentos a todos los cambios legislativos tanto europeos como nacionales que marcaran la transición en los próximos años, así como los avances que se producirán en otros países como China o India con efectos significativos en las tendencias globales.

Alba Fuentes Delpón

Consultora RSC