Hemos avanzado mucho en los últimos años, pero aún queda camino por recorrer en el papel de la mujer.

Un estudio del Fondo Monetario Internacional, “Beneficios macroeconómicos de la equidad de género”, revela que fomentar la diversidad en los grupos de trabajo permite generar un mejor clima de trabajo y aportar diferentes puntos de vista que mejoran el desempeño de la actividad de la empresa y, por tanto, sus resultados.

Hemos avanzado mucho en los últimos años, pero aún queda camino por recorrer, y así lo confirma El Foro Económico Mundial que, lamentablemente, concluye en su estudio que será necesario un siglo para eliminar la brecha de género a nivel global.

Invertir en igualdad es rentable y dan muestra de ello los países que tienen políticas avanzadas en materia de diversidad. Islandia, por ejemplo, ha decidido obligar a las empresas de más de 25 trabajadores a demostrar mediante auditorías externas que cumplen con los principios de igualdad salarial. En el caso de Noruega y Suecia, éstos países son dos buenos modelos a seguir en términos de conciliación laboral por su empeño en establecer reglas idénticas entre padres y madres.

Asimismo, seguimos viendo importantes diferencias entre la igualdad formal (lo que establecen las leyes y normas laborales), y la igualdad real o efectiva, que es donde verdaderamente se obtendrían los beneficios de la equidad y diversidad en el entorno de trabajo.

Entonces ¿Cómo se plantea el presente y el futuro de la mujer en el ámbito laboral?

Aprovechando que empezamos un nuevo año y nuevas oportunidades para mejorar nuestros modelos de gestión internos, comenzamos en nuestro blog una serie de artículos interesante sobre el papel de la mujer.

Desde UHY Fay & Co, hemos querido entrevistarnos con cuatro expertas en diferentes materias, que nos han compartido sus puntos de vista al respecto. Durante el mes de enero iremos publicando los artículos de dichas expertas que tratan la temática de la igualdad de género en el ámbito laboral desde diversos enfoques, incluyendo los beneficios de la implantación de planes de igualdad, la definición y aplicación real de la conciliación, la transformación de los modelos actuales para poder adaptarse y aprovechar la diversidad, así como las perspectivas sobre el papel de la mujer en las organizaciones.