Presentación de información no-financiera

El marco IR desarrolla ciertas directrices para la preparación y publicación de los informes integrados, y resulta una herramienta muy útil para el cumplimiento de las nuevas obligaciones de la Directiva sobre la presentación de Información No-Financiera. El informe integrado se origina según IR siempre en una reflexión previa por parte de la entidad sobre los conceptos teóricos de la generación del valor expuestos en nuestro anterior artículo. Las directrices se refieren tanto al contenido como al continente del informe, y se exponen brevemente a continuación.

Un informe integrado debe incluir los siguientes ocho contenidos mínimos según IR:

A  Descripción general de la organización y de su entorno externo

B  Gobierno Corporativo: La estructura de gobierno de la entidad y cómo esta afecta a la capacidad de creación de valor en la organización.

C  Modelo de Negocio: El método con el que se genera valor y cómo tiene estructurados sus diferentes capitales.

D  Riesgos y oportunidades: Factores internos y externos

E  Estrategia y asignación de recursos

F  Desempeño: Medir la consecución de las metas estratégicas y los resultados.

G  Perspectivas: Retos a los que se enfrenta la entidad en el desarrollo de su estrategia. Explicar tendencias futuras e implicaciones sobre el modelo de negocio.

H  Bases para la elaboración y presentación: Principios que se han aplicado para la presentación de información no-financiera y financiera en el informe, incluyendo criterios de selección de datos e indicadores.

I  Orientación general del informe: Determinar a quién va dirigida la información y su objetivo.

Por otra parte, en la exposición de los contenidos mencionados, se deberán respetar las siguientes siete directrices que IR establece para la presentación de información no-financiera, de modo que se mantenga la rigurosidad en el informe, a la vez que se explica la relación entre factores, capitales, actores externos y el enfoque de creación de valor en la organización.

  • Enfoque estratégico y orientación futura (A)
  • Conectividad de la información (B)
  • Relación con los grupos de interés (C)
  • Materialidad (D)
  • Concisión (E)
  • Fiabilidad e integridad (F)
  • Comparabilidad y consistencia (G)

En conclusión, podemos decir que IR, aun no siendo una guía tan concreta como Global Reporting Initiative, supone un interesante marco de presentación de información no financiera, especialmente para inversores. Su factor diferencial es claramente el pensamiento integrado como único método de gestión sostenible de las organizaciones, puesto que esa base teórica ayuda a los grupos de interés a comprender la aportación de valor de la entidad en su conjunto y en el largo plazo.

Andrea Duque

*Fragmentos de este texto forman parte del libro “El Desafío de la Sostenibilidad: Implantación eficiente de modelos de Responsabilidad Social Corporativa” escrito por Max Gosch y Andrea Duque. Contáctenos si estaría interesado en recibir un ejemplar.