La prevención del blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo constituye una de las materias más técnicas del cumplimiento normativo. Las empresas obligadas a implantar un plan de prevención del blanqueo de capitales requieren un asesoramiento externo altamente especializado. Implementar estos sistemas y realizar informes de experto externo, son claves para prevenir los posibles riesgos existentes en las empresas y abren una oportunidad para mejorar el control interno de las mismas.